El trámite de incapacidad Legal

Muchas veces, entre nuestros familiares o amigos contamos con personas que no pueden valerse por sí solas, personas dependientes que deben cuidar otro miembro. La incapacidad jurídica de una persona dependiente es un proceso complejo que queremos acercaros poco a poco.

Lo primero que debemos plantearnos es quien puede solicitar la incapacidad de alguien, ya que no todos pueden, este es un proceso que busca salvaguardar a la persona afectada y por ello, la incapacidad solo puede solicitarla los cónyuges, descendientes de la persona, ya sean hijos o hermanos y por último el Ministerio Fiscal.

Los tramites llevados a cabo por los primeros, se deben hacer a través de un abogado o un procurador. Debemos facilitarles todos los documentos que certifiquen la relación de sangre con la persona a incapacitar así como diversos documentos médicos que acrediten el estado de esta persona. En el caso de no contar con las cuantías económicas para realizar este trámite, se puede solicitar el trámite a través de una designación de oficio.

Transcurridos veinte días de inicio de la demanda, se llevará a cabo un  informe forense de la persona que analizará el juzgado y dictaminará sentencia, pudiendo declarar la incapacidad total, acreditando la imposibilidad de la persona por cuidarse de sí mismo y de sus bienes. O la incapacidad parcial, pudiendo realizar actos por sí mismo sin necesidad de nadie.

Cuando cualquier persona solicite la incapacitación de una persona, lo único que hace es poner en conocimiento de las autoridades la situación de esta persona. En este caso el ministerio nombrará a una persona, asociación o fundación como tutor que defenderá a la persona a incapacitar. Se llevan a cabo los mismos trámites que en la anterior situación y se podrá optar por una incapacidad total o parcial de la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*