Las bodas ante notario

Gracias a la Ley de Jurisdicción Voluntaria, los notarios distribuidos a lo largo y ancho de nuestra geografía han venido celebrando, desde el verano pasado, matrimonios. Bien en su despacho bien en la residencia de los novios bien en un Colegio Notarial, los notarios han pasado a formar parte del selecto club de miembros de la Administración Pública que cuentan con el permiso de celebrar una boda.

El gran número de notarios que hay en España, habiendo incluso en municipios con menos de 500 habitantes, la agilidad que caracteriza sus servicios y la avanzada tecnología que emplean en su trabajo son las causas por las que se decidió otorgarles tal tarea.

Y las ventajas de ello son múltiples. Casarse ante un notario cuesta entre 100 y 150 euros, un precio que varía dependiendo de si una pareja decide casarse en la notaría o pide al notario que se desplace hacia el lugar en el que ésta desea contraer matrimonio. Si se opta por lo primero, basta presentarse con dos testigos y el DNI.

Asimismo, el procedimiento resulta bastante sencillo. Tras la ceremonia, los novios firman la escritura pública seguido del notario. Éste se queda con el documento, entregándole a la pareja una copia y enviando otra al registro civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*